¿Quién será culpable de las deudas?

La responsabilidad del concurso de acreedores quedará dictaminada en la fase de calificación del concurso. En esta fase se analizarán las causas de la insolvencia y se considerará fortuito o culpable. Pero, ¿que conlleva esta calificación y que repercusiones tienen para los administradores de pymes en concurso de acreedores? En el post actual, como abogados expertos en concurso de acreedores, queremos dar respuestas a estas preguntas.

Concurso de acreedores ¿culpable o fortuito?

En la fase de calificación del concurso de acreedores para pymes, el juez con los informes aportados por el administrador concursal deberá determinar la culpabilidad o no de los administradores de la pyme. En caso de determinar que los administradores son los culpables de la situación de insolvencia se calificará como culpable y, en caso, de determinar que las acciones de los administradores no son las que han llevado a esta insolvencia, se calificará como fortuito. Esta calificación conlleva una serie de beneficios y desventajas a los administradores de las pymes y otros de empresas.

Concurso de acreedores culpable

El concurso de acreedores calificado como culpable conlleva una serie de responsabilidades para los administradores de la pyme. Al considerar que la situación de insolvencia se produjo a causa de las acciones de los mismos.

El concurso de acreedores en caso de ser necesario. Iniciado por alguno de los acreedores. Siempre será calificado como culpable. En el caso de los concursos de acreedores voluntarios, iniciados por el deudor, la calificación como responsables de la insolvencia se producirá cuando se determine que los administradores actuaron de forma negligente. Estas actuaciones negligentes produjeron o agravaron la situación de insolvencia de la pyme. La situación de insolvencia habría sido provocada por dolo o culpa grave del deudor.

La calificación como culpable del concurso de acreedores conlleva una serie de graves consecuencias para el deudor y otros responsables de la situación de insolvencia, si los hubiera.

Causas de la calificación como culpable del concurso de acreedores

  • Cuando los acreedores inician el concurso de acreedores. Siendo un concurso de acreedores necesario.
  • Solicitud fraudulenta del preconcurso de acreedores.
  • Reducción fraudulenta del patrimonio del deudor los dos años anteriores al concurso de acreedores.
  • Presentar documentación falsa, fraudulenta o con inexactitudes graves al concurso de acreedores.
  • Que la pyme tenga una doble contabilidad.
  • Realización de actos jurídicos de simulación patrimonial.
  • Incumplimiento del convenio con los acreedores.
  • No colaboración con el juez del concurso de acreedores.
  • No presentación de las cuentas anuales en los registros correspondientes en los tres ejercicios anteriores.

En el caso de las pymes como sociedades la culpabilidad del concurso de acreedores puede alcanzar a los representantes legales de la misma, a los administradores de hecho de derecho, liquidadores, directores generales que hubieran desarrollado estas funciones en los años anteriores al inicio de la insolvencia. También, a los socios que con sus acciones no permitan el desarrollo normal del concurso de acreedores.

Además de esta culpabilidad el juez podrá probar la complicidad de otras personas. Estas habrían cooperado con el deudor o alguna de las personas responsables de la situación de insolvencia.

Consecuencias del concurso de acreedores culpable

La calificación como culpable del concurso conlleva una serie de consecuencias para el deudor. Siendo la más destacable la imposibilidad de poder acceder a las alternativas de la Ley de Segunda Oportunidad para poder cancelar sus deudas. Ya que. Para acceder a estas alternativas se debe haber actuado de buena fe, hecho que se desacredita con la calificación como culpable.

Otros efectos son que el deudor quedará inhabilitado de dos a quinces años para administrar patrimonios y bienes ajenos, para representar a cualquier persona, perderá los derechos como acreedores en el concurso, obligación de devolución de los bienes o derechos obtenidos de manera fraudulenta o indemnizar por los daños y perjuicios ocasionados. El juez, también, podrá decretar que el deudor deba cubrir el déficit patrimonial de la liquidación de la empresa.

Concurso de acreedores fortuito

Los concursos de acreedores cualificados como fortuitos determinan que la situación de insolvencia no ha sido consecuencia de las acciones de los administradores de la pyme. De esta manera, los administradores de la misma no deberán afrontará las consecuencias.

Como hemos observado en el post actual, la culpabilidad en el concurso de acreedores conlleva muchas desventajas respecto al concurso de acreedores fortuito. Por este motivo, es esencial, presentar un concurso de acreedores voluntario lo antes posible con el asesoramiento de abogados especializados en concurso de acreedores. Que eviten la calificación como culpable del concurso, presentando la documentación correcta y recurriendo la calificación si fuera necesario.

Concurso Pymes somos un bufete de abogados expertos en concurso de acreedores y concursos express para pymes. Si se encuentra en situación de insolvencia probable, inminente o actual, no dude en contactarnos. Le ofrecemos la asesoría y defensa jurídica que necesita su pyme para hacer frente a la situación de insolvencia.

 

Estrategia SEO realizada por PosicionandoT.