Fin de la moratoria concursal y reforma ley concursal

Las pymes y todo tipo de empresas vuelven a tener la obligatoriedad de presentar el concurso de acreedores en caso de insolvencia actual o inminente en el periodo de dos meses desde que tienen conocimiento de esta situación con el fin de la moratoria.

La moratoria de presentación del concurso de acreedores se ha alargado a lo largo de dos años a causa de la pandemia del Covid-19. Esta moratoria tenia el objetivo de evitar que empresas viables pero que no contaban con ingresos a causa de la crisis y cierres del Covid-19 tuvieran la obligatoriedad de presentar el concurso de acreedores, cuando aún eran viables y han podido continuar con su actividad económica.

Este fin de la moratoria de presentación, coincide con la tramitación de la reforma de la Ley Concursal. La cuál si siguiera con los plazos normales, estará aprobada a mediados del mes de agosto. A continuación, mostramos los principales cambios que se prevén en la nueva reforma de la Ley Concursal.

Principales cambios en la reforma de la ley concursal

Planes de reestructuración

Los planes de reestructuración serán los procedimientos que sustituirán a los acuerdos de refinanciación de la actual Ley Concursal. Con la introducción de los planes de reestructuración se cumple con la actual normativa europea. Este nuevo mecanismo ofrecerá una vía de solución para pymes deudoras pero viables, evitando que lleguen a la situación de insolvencia. O en caso de estar en ella, poder salir de la misma.

Este mecanismo es un procedimiento pre-concursal destinado a empresas con dificultades económicas al cual pueden acceder empresas en situación de insolvencia actual, inminente o probable. El acceso de las empresas en situación de insolvencia probable, que no podían acceder a los mecanismos de refinanciación en la ley concursal actual, es uno de los grandes cambios introducidos en la actual reforma.

Ya que, los futuros planes de refinanciación tendrán el objetivo de evitar que empresas viables lleguen a situación de insolvencia actual o inminente. Logrando que puedan continuar con su actividad económica, sin necesidad de iniciar un concurso de acreedores consecutivo.

Concurso de acreedores para pymes y autónomos

La reforma de la Ley Concursal prevé crear un concurso de acreedores adecuado a pymes y autónomos. Será el procedimiento concursal destinado a las empresas que cuenten con menos de 10 trabajadores. El nuevo mecanismo será más económico, rápida y muchos de los pasos serán telemáticos. Con el objetivo de aumentar el número de pequeñas empresas que pueden acceder el proceso y aumentando las posibilidades de continuidad de las empresas viables.

El nuevo procedimiento concursal intentará simplificar el proceso concursal para este tipo de empresas. Después del periodo de tres meses de negociación con los acreedores, existirán dos vías. En caso de llegar a un acuerdo se establecerá un plan de continuidad adecuado a la empresa. Y, en caso de no llegar a un acuerdo, se pasará a la liquidación de la pyme de forma organizada y rápida.

Disminución de la carga de trabajo

La nueva reforma de la Ley Concursal tiene el objetivo de aumentar la eficiencia de los procedimientos concursales. Con el propósito de disminuir la carga de trabajo de los juzgados. Para lograr este objetivo se adaptan a las necesidades y características de cada empresa y situación de insolvencia el procedimiento concursal.

Concurso Pymes le ofrecemos la asesoría y defensa jurídica que necesita su pyme en situación de insolvencia, actual, inminente o previsible. Como abogados concursales para pymes de Barcelona y Madrid, le asesoraremos en la opción judicial, concurso de acreedores, concurso express, planes de refinanciación… Que mejor se adecúe a la situación actual de su pyme.

 

Diseño web desarrollado por PosicionandoT.