Plan de reestructuración: herramienta para salvar pymes en insolvencia

En la actualidad, alrededor del 90% de las empresas que inician un concurso de acreedores acaban en la liquidación y el cierre de la marca. Este hecho determina que el objetivo del concurso de acreedores, solventar las situaciones de insolvencia y que las pymes y empresas continúen con su actividad, no se está consiguiendo.

Tampoco, funcionan los instrumentos preconcursales, como son los acuerdos de refinanciación, el acuerdo extrajudicial de pagos y las propuestas anticipadas de convenio, establecidos en la Ley Concursal.

Principal problema de la Ley concursal actual

En la ley actual el concurso de acreedores se observa como un instrumento para que las pymes viables puedan llegar a un convenio de acreedores y puedan continuar con su actividad económica. Y las pymes no viables pasen a la fase de liquidación del concurso de acreedores. Este mecanismo está pensado para pymes y empresas en situación de insolvencia actual o inminente, pero, no para situaciones de insolvencia probable.

Este hecho, que solo las pymes y empresas en situación de insolvencia actual o inminente, es uno de los principales motivos que indican los especialistas para que la mayoría de concursos acaben en la liquidación y cierre de la misma. Ya que el hecho que solo las pymes y empresas en situaciones de insolvencia actual o inminente provoca que muchas empresas soliciten más tarde de lo que sería recomendable el inicio del concurso de acreedores. Muchos deudores llegan al concurso de acreedores en situación de inviabilidad. Al llegar en estas situaciones de insolvencia e inviabilidad hace que sea imposible que se cumpla el objetivo de salvación del concurso de acreedores.

Nuevas herramientas en la futura Ley Concursal

Plan de reestructuración de la deuda

Es observando estos datos y hechos en que se ha introducido en la Ley Concursal una nueva herramienta para conseguir el objetivo de salvación de las pymes. Como es el plan de reestructuración. Mediante el Proyecto de Ley de Reforma del Texto Refundido de la Ley Concursal. Que debe entrar en vigor el este mes de junio.

En la nueva configuración los instrumentos preconcursales quedarán reservados para empresas viables. Pudiendo ser solicitados por empresas viables en todo tipo de insolvencia, tanto actual, inminente como probable. Con el objetivo que las empresas y pymes lleguen a los concursos de acreedores en mejores situaciones económicas. Aumentando la probabilidad de que puedan solventar su situación de insolvencia y continuar con su actividad económica.

Los planes de reestructuración son un nuevo instrumento establecido en la fase preconcursal que sustituirá a los instrumentos actuales. Tendrá el objetivo de que las pyme y empresas accedan al mismo en mejores situaciones económicas. Intentando solventar las situaciones de insolvencia en un estadio previo al que lo hacen con la ley actual, la insolvencia probable.

La insolvencia probable se dará cuando sea previsible que la pyme o empresa llegará en situación de insolvencia si no se realiza un plan de reestructuración. Que permita al deudor poder hacer frente a sus obligaciones económicas. Sin haber llegado a la situación de no haber podido pagar su deuda de forma regular y a tiempo.

Tiempo medio de los concursos de acreedores

En la reforma de la Ley Concursal, también, se quiere intentar solventar otro de los grandes problemas de la Ley Concursal actual. Que son los grandes periodos que transcurren desde el inicio del concurso de acreedores y su final. Que puede llegar a los 5 años de media. Con la reforma actual se quiere dotar el sistema judicial con las herramientas necesarias para disminuir este tiempo de media. Consiguiendo que sea más eficiente y resulte un sistema real para la superación de los problemas de insolvencia de pymes y empresas.

La nueva Ley Concursal tiene el objetivo de que las pymes y empresas solventar sus crisis económicas, mucho antes, de llegar a la situación de insolvencia. Realizando la reestructuración financiera y/o operativa para asegurar su viabilidad empresarial. Sustituirá a los procedimientos preconcursales actuales, aportando una mayor flexibilidad a los procedimientos preconcursales.

Concurso Pymes, como abogados para pymes especializados en Ley de insolvencia y concurso de acreedores, esperamos que esta nueva reforma de la Ley Concursal, consiga introducir los cambios esperados. Y se aumenten el número de concurso de acreedores que logran salvar a las pymes y empresas en situaciones de crisis e insolvencia probable. Si desea conocer más sobre estos nuevos cambios incorporados y las oportunidades de su pyme, no dude en contactarnos.

 

Estrategia SEO desarrollada por PosicionandoT.