Créditos concursales, tipos y orden de cobro de los acreedores

Cuando una pyme experimenta altibajos en sus cuentas puede entrar en una situación de insolvencia económica, actual o inminente. Este hecho se ve acentuado en situaciones de crisis económicas, en que un mayor número de empresas y, en consecuencia, de pymes, entran en situaciones de insolvencia económica.

Estas situaciones hacen que alguna de estas empresas no pueda hacer frente a sus deudas y no puedan continuar adelante. Es para estas situaciones que existe la Ley Concursal, donde se establecen las vías legales para solucionar estas situaciones. Existiendo el preconcurso de acreedores, el concurso de acreedores, el concurso de acreedores exprés y la Ley de la Segunda Oportunidad.

Estas vías permiten la solución de la situación actual de insolvencia de la empresa, en caso que la empresa sea viable. Pudiendo llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos o mediante el convenio de acreedores. En caso de que la empresa no sea viable la Ley concursal establece las vías necesarias para el cierre y liquidación de la empresa, logrando disminuir los efectos para los deudores.

Dentro de la Ley Concursal se establece como deben ser clasificados los créditos concursales y el orden de cobro de los acreedores. A continuación, exponemos como se establecen los tipos de créditos concursales, quien cobra primero y por qué.

Clasificación de los créditos concursales

Los créditos concursales deben ser clasificados por la Administración concursal. Los administradores concursales deben desarrollar una lista de acreedores, donde deberá establecer el orden de prelación, orden de prioridad, del cobro de los créditos. El orden de prioridad establecerá el orden de cobro de los acreedores. Determinando que acreedores cobran antes y la proporción de la deuda a cobrar.

El primer paso que deberá realizar el administrador concursal es determinar la categoría de los diversos créditos. Diferenciado entre créditos concursales o créditos contra la masa:

  • Créditos concursales: son los pasivos de la sociedad. Son las deudas contraídas con anterioridad a la declaración del concurso.
  • Créditos contra la masa: son las deudas y gastos originados con posterioridad a la declaración del concurso de acreedores.

La administración concursal analizará la información relativa a la empresa y mediante su análisis procederá a la clasificación de los diversos créditos de la empresa. Pudiendo clasificar los créditos en créditos privilegiados créditos ordinarios y/o créditos subordinados.

Características de los tipos de créditos concursales

Créditos privilegiados

Los créditos privilegiados son los que el administrador concursal situará los primeros de la lista, siendo los acreedores que mayor probabilidad tiene de cobrar. Dentro de los créditos privilegiados se diferencia entre créditos con privilegio especial y los créditos con privilegio general.

  • Créditos con privilegio especial

En esta subcategoría se engloban los créditos que afectan a un determinado derecho o bien. Dentro de la subcategoría se engloban los créditos garantizados con hipoteca mobiliaria o inmobiliaria, créditos garantizados con anticresis sobre los frutos del inmueble gravado, créditos refaccionados, créditos por contratos de arrendamiento financiero o de compraventa con precio aplazado de bienes muebles o inmuebles, créditos con garantía de valores y créditos a favor de los tenedores de bonos garantizados.

  • Créditos con privilegio general

En esta subcategoría se incluyen los créditos laborales sin reconocimiento de privilegios especial. Dentro de los créditos laborales se encuentran los créditos por salarios, las indemnizaciones por la finalización de contratos, las indemnizaciones por accidentes o enfermedades laborales, los capitales coste de seguridad social y los recargos por incumplimiento de las obligaciones en materia de salud laboral.

También, las cantidades correspondientes a las retenciones de la seguridad social y tributarias debidas por el deudor, créditos derivados del trabajo de personal no dependiente, créditos tributarios y créditos de la seguridad social están incluidas en esta subcategoría. En caso de los créditos tributarios, créditos de la seguridad social y otros de derecho público, sino tienen categoría de privilegio especial, solo el 50% del importe tendrá el privilegio general.

Crédito ordinario

Los créditos ordinarios son los créditos que no se incluyen en la categoría de créditos privilegiados ni dentro de la categoría de créditos subordinados. Habitualmente, este tipo de créditos no tienen ninguna garantía.

Este tipo de crédito tendrán derecho a cobro después de los créditos privilegiados y los créditos contra la masa. Pero, antes de los créditos subordinados. La categoría de crédito ordinario es la más utilizada y donde se sitúan la mayoría de créditos.

Créditos subordinarios

La categoría de créditos subordinados incluye los créditos que tienen un papel secundario en el proceso judicial. Serán los créditos que serán cobrados en última instancia. Los situados al final de la lista de acreedores. Para llegar a satisfacer este tipo de créditos, se deberán haber satisfechos los créditos privilegiados y los créditos ordinarios.

Concurso Pymes como abogados para pymes especializados en ley de insolvencia y situaciones de quiebra, ofrecemos defensa y asesoramiento legal para pymes. Defenderemos sus intereses en la fase preconcursal, en concurso de acreedores voluntarios, concurso de acreedores necesario, concurso express y Ley de la Segunda Oportunidad. Consiguiendo mejorar su situación actual y asesorándole ante las dudas que puedan aparecer, como los tipos de créditos existentes en el concurso de acreedores.

 

Diseño web realizado por PosicionandoT.