Concurso voluntario de acreedores y sus características

El concurso voluntario de acreedores se caracteriza por ser el concurso de acreedores que ha sido solicitado e iniciado por el deudor. Su regulación se establece en el Real Decreto 1/2020, en el cual aprueba el Texto Refundido de la Ley Concursal.

El principal objetivo del concurso voluntario de acreedores es llegar a un acuerdo entre los acreedores y el deudor. Para evitar la quiebra y cierre de las empresas. Mediante este proceso judicial se otorga protección legal al deudor ante las posibles acciones de los acreedores en contra suya.

Inicio del concurso de acreedores voluntario

El concurso voluntario de acreedores debe ser iniciado, siempre, por el deudor. En caso de ser solicitado por los acreedores será declarado concurso de acreedores necesario. El concurso de acreedores puede ser iniciado cuando la empresa hace frente a una situación de insolvencia actual o inminente, que no le permite hacer frente a las obligaciones económicas.

Cuando un deudor conocer su situación de insolvencia actual o inminente debe solicitar el concurso de acreedores voluntario. Ya que, en caso de no hacerlo, podrá existir la presunción de culpa de la situación. Contará con dos meses a partir de que conozca su situación. Presentar la solicitud del concurso de acreedores dentro del plazo ofrece una serie de ventajas al deudor.

Características del concurso voluntario de acreedores

  • Obligatoriedad de iniciar el proceso por parte del deudor en un plazo de dos meses desde que conoce su situación.
  • El deudor podrá solicitar el preconcurso de acreedores, el concurso de acreedores o directamente la liquidación de la empresa, según la situación en que se encuentre.
  • La solicitud del proceso judicial debe realizarse en el juzgado mercantil de la provincia del deudor.
  • Para su solicitud se requiere contar con un abogado y un procurador.
  • Al iniciar el proceso el deudor debe presentar la documentación que demuestre el estado de insolvencia de la empresa y las causas del mismo. E informar del tipo de insolvencia, si es actual o inminente.
  • En el concurso voluntario el empresario mantendrá sus facultades de administración de la empresa. Aunque el administrador concursal revisará las decisiones y podrá vetar alguna de ellas.
  • Una vez iniciado el proceso de concurso voluntario el patrimonio del deudor quedará protegido. Los acreedores no podrán iniciar nuevas ejecuciones. Se suspenderán los pagos de la deuda e iniciará la fase de negociación.
  • En la fase de negociación podrá incluir quitas y esperas de la deuda contraída.
  • El objetivo del concurso de acreedores es salvar la empresa y que continúe con su actividad al acabar el mismo.

Fases del concurso

  • Preparación y presentación de la documentación para la solicitud del inicio del concurso de acreedores voluntario.
  • Etapa común, el administrador concursal deberá determinar la masa pasiva y activa de la empresa. En esta fase el juez nombrará al administrador concursal.
  • Fase de convenio, será el momento de la negociación. Y se aprobará un nuevo plan de pagos o la liquidación de la empresa en caso de no llegar a un acuerdo de pagos.
  • Fase de calificación, en esta fase el juez declara el concurso como fortuito o culpable.

Si su pyme de Barcelona o Madrid o otra ciudad de España se encuentra en situación de insolvencia económica actual o inminente, debe asesorarse de especialistas en concurso de acreedores, concurso de acreedores express y Ley de la Segunda Oportunidad para pymes, como Concurso Pymes. Le ofrecemos asesoría y defensa judicial para situaciones de quiebra e insolvencia.

 

Estrategia SEO desarrollada por PosicionandoT.